martes, 24 de septiembre de 2013

DESPERTAR



La fotografía que ilustra e inspira esta poesía es obra de Fernando Gálvez (@fotografogalvez - http://www.fernandogalvez.es/). Todos los derechos reservados.

Despertar, amanecer,
comienzo de un nuevo día,
mil batallas, mil secretos
que descubrirle a tu vida.
Despertar de aquellos sueños
que impedían tu camino,
que minaban tu sonrisa,
te acercaban al abismo.
Amanecer en los brazos
de promesas anheladas,
de los sueños alcanzables
de pasiones rescatadas.
Despertar, amanecer
perdiéndome en tu mirada,
suspirando en tu regazo,
sonriendo a la mañana.


martes, 3 de septiembre de 2013

CALMA




La fotografía que ilustra e inspira esta poesía es obra de Fernando Gálvez (@fotografogalvez - http://www.fernandogalvez.es/). Todos los derechos reservados.

Como velas en el aire
cuando el viento ya no sopla,
que dependen en su avance
del empuje de las olas,
como el sueño interrumpido
en madrugadas inquietas,
donde la noche y el día
por un instante se mezclan,
es el saber que mañana
no despertaré a tu lado,
no me moriré en tu risa,
no me dormiré en tu abrazo.
Y la calma me persigue,
me vigila y me desvela,
como el lúgubre silencio
que precede a la tormenta.

lunes, 26 de agosto de 2013

REVIVIR



La fotografía que ilustra e inspira esta poesía es obra de Fernando Gálvez (@fotografogalvez - http://www.fernandogalvez.es/). Todos los derechos reservados.


Anochece en mi memoria
de recuerdos empañados
de los mares infinitos,
de la brisa de verano.
Anochecen los temores
de pensar en el mañana,
de sentir la soledad
al amanecer mi cama.
Anochece en el dolor
de vivir en el pasado
de extrañarte cada día,
de echar de menos tu abrazo.
Anochece en esos llantos
que brotaban repentinos
sin poderlos controlar,
sin encontrarles motivo.
Anochece, y no lo evito,
dibujando mi sonrisa.
Anochece tu recuerdo,
y ahora yo me siento viva.


jueves, 16 de mayo de 2013

VENGO

Vengo a pedirte permiso
para adentrarme en tu vida,
para cuidar de tus sueños,
para soñarte de día.
Vengo a pedirte permiso
para perderme en tus ojos,
para velarte en tus noches,
para provocar sonrojos.
Vengo a pedirte permiso
para abatirme en tus brazos,
para quererte en tu risa,
para apresarme en tus lazos.
Vengo a pedirte permiso,
para naufragar contigo,
para hundirnos en pasiones,
para caer al abismo.
Vengo a pedirte permiso
para entregarte mi cuerpo,
para perderme en tus sombras.
para robarte los besos.


miércoles, 15 de mayo de 2013

NADA TENGO

Nada tengo que ofrecerte
más que viajar en tus sueños,
más que caricias eternas,
más que acudir al deseo.
Nada más que mis pasiones
y mis eternos abrazos,
compartir las soledades
y susurrarte despacio.
Nada más que amaneceres
llenos de besos ardientes,
llenos de dulces sonrisas
esperando atardeceres.
Ni riquezas ni regalos
ni bajarte las estrellas,
sólo locura de amarte,
sólo curarte la penas.
Protegerte de tus miedos
y prometerte el mañana,
nada de lujos ni reinos,
sólo mi honesta mirada.
Nada tengo que ofrecerte,
nada más allá de ti,
nada de falsas promesas,
tan sólo ofrecerme a mí.

jueves, 9 de mayo de 2013

RÍEME

Ríeme,
ríeme de arriba a abajo,
y sin tener un sentido,
ríeme en la penumbra,
y llévame en tu destino.
Ríeme,
ríeme en cada sueño,
y en tu pincel encendido,
ríeme en nuestras noches
y en cada trazo escogido.
Ríeme,
ríeme en tus caricias,
y en esos besos perdidos,
ríeme en tu memoria,
y en tus pequeños olvidos.
Ríeme,
ríeme en tu mañana,
y en tu abrupto camino,
ríeme en cada senda,
y en el umbral mortecino.
Ríeme,
ríeme sin los temores,
y ríeme sin peligro,
ríeme en tu mirada, 
y ríeme en tu abrigo.

miércoles, 24 de abril de 2013

RÍEME, SUÉÑAME


Ríeme como agua clara
que baja por la colina
arrastrando los guijarros,
salpicando las orillas.

Suéñame en cada noche
descansándome en tu almohada,
vigilando mis insomnios,
despertando en mi mañana.

Sálvame de mis desvelos,
de mis deseos ocultos,
de mis noches navegando
por pesadillas sin rumbo.

Ámame con ese fuego
que enciende cada resquicio
de mi piel cuando me tocas,
llevándome al infinito.

Ríeme al anochecer
soñándome entre tus sueños,
y sálvame de mí misma
amándome con deseo.



miércoles, 13 de marzo de 2013

SOÑASTE

Soñaste todos tus sueños
reíste todas tus risas,
lloraste con cada lágrima
que te arrancaba la brisa;
amaste con toda el alma,
sentiste con emoción,
llenando cada mañana
de alegría el corazón.
Soñaste que no pasaba
el tiempo tan velozmente,
que se quedaba esperando
tan sólo por poder verte
sonreír una vez más
soñando con el mañana,
pensando que cada día
un nuevo amor te esperaba
soñando también contigo,
esperando en la ventana
a que el olor de tu pelo
suavemente le rozara.
Soñaste que la locura
que embriagaba tus venas
desterraba por completo,
una a una, cada pena,
impregnando tu mirada
con un resplandor, un brillo,
que hacía que cada día
todo tuviera sentido.
Soñaste que no soñabas,
que eran todo pesadillas,
y despertaste sintiendo
que se escapaba tu vida
con cada lágrima rota
estrellada contra el suelo,
con cada lágrima lenta
resbalando por tu pecho.
Y en el calor de sus besos
robados cada mañana
decidiste no seguir
soñando cada mañana.

lunes, 11 de marzo de 2013

SIN TI


Estos labios que aguardaron
tu regreso en madrugada
ya no suspiran por ti,
ya no te esperan mañana.
Las caricias que no dimos
porque tú no regresaste
ya no recuerdan tu piel
ni la huella que dejaste.
La sonrisa de un pasado
que por ti fue dibujada
ha sido sustituida
por un soñar el mañana.
Los besos que no quisiste
regresar a compartir
ya no suspiran al aire,
aprendieron a vivir.
Esos sueños que enterraste
bajo dunas de dolor
ahora vuelan libremente
sin guardar ningún rencor.
Y el futuro me sonríe,
y sé que recogerán
las caricias y los besos
que por ti no esperan ya.

miércoles, 6 de marzo de 2013

EN EL AHORA

Nadie nos preguntará
si lo nuestro es para siempre,
o si en un triste momento
yo dejaré de quererte.
No habrá que justificar
aquellos besos furtivos,
ni siquiera recordar
todo lo que nos dijimos.
Y no pretendo pedir
un eterno juramento
de un amor de por vida
más que para este momento.
Pero amemos y riamos,
llenémonos de caricias,
por si no hubiese un mañana
saciemos hoy nuestra prisa.
Mirémonos con deseo,
besémonos con pasión,
recorramos nuestros cuerpos
llenando todo de amor.
Compartamos la locura
de no saber dónde irán
todos los besos robados
llenos de complicidad.
Yo no pido esas promesas
que quizás no cumpliremos,
sólo quiero compartir
cada uno de tus besos.
Y ya nos dirá el mañana
hasta donde llegaremos,
pero no quiero quedarme
con las ganas de saberlo.